♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

miércoles, mayo 17, 2006

Los Comienzos de Vida de Super J

Ayer estaba mirando unas fotos de J cuando era bebé y me inspiró a escribir sobre las vicisitudes que ha tenido J en su vida. Poco a poco les iré escribiendo sobre ciertos capítulos en la vida de J y sé que coincidirán conmigo en que este muchacho es un luchador y no se deja vencer.

El embarazo de J fue toda una sorpresa. Después de tantos años, y a la edad que yo tenía en ese momento, jamás pensé que quedaría embarazada. Recuerdo el día que nos enteramos que estaba embarazada, fue un domingo y yo no lo podía creer. Digo que no lo podía creer pues mi periodo siguió llegando pero yo me sentía rara y decidí hacerme una prueba de cajita. Cuando la prueba dio positivo pensé que era por alguna alteración en mi periodo pues precisamente me había llegado en esos días.

Al otro día mi esposo y yo corrimos al ginecólogo pues si en efecto estaba embarazada, entonces por que estaba sangrando. El ginecólogo me examinó y me confirmó que estaba embarazada pero me envió al hospital a hacerme un estudio pues como estaba sangrando, él temía que fueran síntomas de aborto. Me hicieron el estudio y no se imaginan la emoción que sentimos pues vimos el corazoncito de J latiendo fuerte y veloz. Tenía 6 semanas de embarazo. Con los resultados regresamos al ginecólogo y me indicó que aparentemente el saquito donde estaba el bebe no se había adherido todavía al útero y esto representaba un peligro de aborto.

Me envió reposo y ya en unos días deje de sangrar. Luego de varios días comencé a sangrar nuevamente y así estuve casi hasta los 2 ½ meses. Iba a sala de emergencia y me decían que había peligro y que reposara pero a pesar de esto J era fuerte y luchaba por quedarse dentro de mi vientre. Y lo logró. El muchachito decidió que quería llegar a este mundo no importa como fuera. Después del cuarto mes de embarazo, ya todo estaba bien y J comenzó a crecer fuerte.

A los 4 ½ meses, el ginecólogo me envió a hacer una prueba de alfa fetoproteína pues mi embarazo se consideraba de alto riesgo. Esta prueba detecta anomalias en el bebe como; Espina Bifida o Trisomía 21, mejor conocido como Síndrome de Down. Cuando fuimos a recoger los resultados, se nos cayó el mundo. Los resultados dieron positivo a Síndrome de Down. Inmediatamente el ginecólogo me envió a un especialista en San Juan para que me realizara una amniocentésis y confirmar los resultados de la prueba de alfa fetoproteína. Este especialista antes de realizar la prueba se sentó con nosotros y nos hizo la siguiente pregunta "¿si el bebe en efecto tiene Síndrome de Down, ustedes piensan realizar un aborto?". Inmediatamente y sin pensarlo le contestamos que NO. Entonces el médico nos dijo, “para que realizar la prueba” pues había ciertos riesgos envueltos. El nos ofreció realizar un sonograma 3D pues allí el podría ver las características físicas del bebe y así tener una idea de si en efecto tenia Síndrome de Down.

Ustedes saben que las personas con Síndrome de Down tienen características físicas que los distinguen, pues eso era lo que el médico quería ver con el sonograma. Pues comenzó el sonograma y cuando vimos la cara de mi bebe, claramente se podía ver que no tenia ninguna característica física del Síndrome de Down. Además, el médico midió el cerebro y otras cosas. Cuando terminó el sonograma, nos dijo “yo no me preocuparía, vieron que largos tiene los dedos de la mano este muchacho”. En ese momento no entendimos lo que nos dijo pero luego nos explicó que las personas con Síndrome de Down tienen los dedos cortos. Años más tarde nos enteramos que esto de J tener los dedos de la manos largos se llama hyperextensión o algo así y tiene que ver con la hipotonía o tono muscular bajo que tiene J.

Claro está, el médico en el documento que le envió al ginecólogo escribió una nota aclaratoria donde indicaba que el sonograma no podía descartar la posibilidad de que el bebe naciera con Síndrome de Down que solo la amniocentésis podía confirmar o descartar ese diagnóstico y aclaró que yo no acepte hacerme ese examen.

Se pueden imaginar los meses de angustia que vivimos pues aunque el médico nos dio muchas esperanzas de que J no tenia Síndrome de Down, no se podía descartar la posibilidad. Recuerdo que hasta nos sentamos con Kimberly y Kristian y les hablamos sobre la posibilidad de que esto ocurriera y la contestación de ambos fue, “no importa, es nuestro hermano y lo vamos a querer igual”.

Durante el resto del embarazo mi esposo siempre me decía, "no te preocupes pues yo siento en mi corazón que J va a nacer bien". Yo les confieso que tenía mis dudas y vivía con la incertidumbre más bien pensando como seria el futuro de J.

Llegó el día del parto y fue un proceso difícil, duró 24 horas y el nene era tan grande que al final pensaban que no podría parirlo y hasta el médico consideró una cesárea, pero lo logré. J peso 8 ½ libras y midió 21 ½ pulgadas. Les voy a ser sincera, yo no se como parí ese muchacho pues soy pequeña y delgada.

Un 27 de octubre del año 2000, a las 3:00 p.m. en punto, nació Super J y GAD nació normal, bueno eso pensábamos en ese momento. Al segundo día de J estar en casa se puso amarillo y unos análisis de sangre reflejaron que tenia los niveles de bilirrubina altos.

Así comenzó la vida de J. Este fue el comienzo de muchas batallas que J ha tenido que ir venciendo en sus apenas 5 años de vida.

Continuaremos……….

7 comentarios:

Dorita dijo...

Wow!
Me hicistes recordar muchas cosas,a diferencia que a ti,yo si decidi realizarme la amniocentesis,fue una prueba demaciado dolorosa,pero a Dios gracias todo salio bien,mi bebita llego sanita a este mundo.
Yo acabo de abrir un blog,voy a ver si le cojo la vuelta y puedo ponerlo bonito y contar algunas cosas de mis hijos.
Te deje un mensaje en uno de de tus post,ojala lo leas,me urge si me puedes ayudar,uno de mis nenes le diagnosticaron autismo y el otro tiene Sindrome de Russell Silver.
Seguire leyendote......

Mary Poppins dijo...

No me imagino tu angustia...sus preocupaciones...

Que linda historia..que q linda decision de ustedes de traer a J al mundo sin tomar en cuenta que tal vez seria diferente y el camino seria dificil...

bravo!!!

Yoly dijo...

Hola Dorita;
Espero nos des la dirección de tu blog.

Verifica pues te contesté el mensaje, pero me dio un mensaje de error dos veces. Si no lo recibiste me escribes a mi dirección de e-mail javier4579@yahoo.com y si no te molesta me das un teléfono y te llamo.

Cuídate.

Yoly dijo...

Hola Mary.

En parte esta experiencia nos ayudó, pues J no salió con Down Syndrome pero si con otra condición y ya estabamos medio preparados.

Dorita dijo...

ya mismo te envio mis datos a tu mail....
mil gracias!!

Anónimo dijo...

hola dorita.
te comento que me emocione mucho con la historia de j. pero mas la valentia que tuvieron ustedes como pareja, conozco un caso similar que tuvieron un hijo hermoso con sindrome de dow, al cual le debo mis risas desde hace un año atras, con el aprendi a crecer, y ustedes van a aprender lo mismo, porque en su interior lo unico que llevan esos gordos es amor. espero que algun dia me puedas mandar una foto de j. mi direccion de correo es grizutti_8@hotmail.com. a me dicen eva y tengo 23 años.
besos y adelante.

Yoly dijo...

Hola Eva...yo soy Yoly la mamá de J, Dorita es una amiga que vistia el blog. Veo que estas leyendo casi los principios del blog. pero escribo a diario así que podras leer las aventuras actuales de Super J. Mi ultimo post fue ayer 21 de abril de 2007.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.