♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

jueves, mayo 18, 2006

Comienzos de Vida Parte II

Superado lo de la bilirrubina, luego J salió con tortícolis o por lo menos eso nos dijo el pediatra pero luego tuvimos nuestras dudas. J solo colocaba su cabeza de un solo lado. Miraba todo el tiempo en una misma dirección y si le trataba de voltear la cabeza, él no quería. Se veía rígido y por eso el pediatra nos dijo que era tortícolis.

Sin embargo, cuando se dormía yo lo acostaba boca abajo y le viraba la cabeza del lado contrario y se la podía virar. Por eso ahora pensamos que era que él se negaba a mirar hacia otro lado. Solo miraba hacia un solo lado, a un punto fijo. El tenía un juguetito en la cuna de estos que cuelgan. Al juguete se le daba cuerda y los muñequitos daban vueltas y tenia música, J nunca le hizo mucho caso. Aquí comenzamos a pensar que era sordo, pues cuando sonaba la música, él no miraba.

Ustedes saben que se vincula a las vacunas como causa de los desórdenes del desarrollo. Pues J recibió todas sus vacunas pues para ese tiempo no sabíamos nada. La primera vacuna fue para este tiempo, 2 meses, ahora pienso que la vacuna pudo ser la causa de estos síntomas que en el caso de J se presentaron a tan temprana edad.

J no dormía casi de noche, despertaba cada 1 ½ y siempre lloriqueaba. También recuerdo que tenía muchas evacuaciones durante el día. Cada vez que tomaba leche, evacuaba y estas eran amarillentas.

A los 2 meses de edad, J participó de su primera despedida de año. Recuerdo que llegó dormido y siguió dormido en su coche. Mi hermano tenía un cargamento de fuegos artificiales y cuando comenzó todo el alboroto pensé que J se iba a despertar gritando, pero nada. El siguió durmiendo y ni se enteró. Esto nos estuvo muy raro.

El desarrollo de J no fué el de un bebe normal. Recuerden que yo ya había tenido 2 hijos y no me pueden refutar que tenía bastante experiencia con bebes. La gente me dicía que no podía comparar a J con los otros nenes pues no se desarrollan igual. Esto es cierto pues entre Kimberly y Kristian hubo diferencia en cuanto al tiempo de caminar, de los dientes y de hablar pero no tanto como con J.

Le gustaba estar en su "car seat". Cuando estaba inquieto o de mal humor lo sentaba allí y esto lo calmaba. Si salíamos con él por ejemplo a un centro comercial, dormía todo el tiempo siempre qeu estuviera en su "car seat". Si estabamos 6 horas, 6 horas dormía. A los 3 meses no hacia el intento por levantar la cabeza yo tenia que voltearlo pues él no lo hacía ni tan siquiera lo intentaba. Tampoco sonreía.

A los 6 meses aproximadamente, él se mantenía sentado si yo lo sentaba pero él no se sentaba por su cuenta. Sin embargo, a los 7 meses se paró en la cuna, pero no se sentaba para hacerlo. El se agarraba de la baranda de la cuna y se halaba hasta que se paraba, en lugar de sentarse para luego pararse. Me imagino que se estarán preguntando ¿que decían los médicos? pues cosas tan insólitas como que el nene era vago, que estaba sobrepeso etc. Como no encontraban nada físico ni neurológico que le impidiera realizar estas etapas de los bebes, pues esas fueron la conclusiones.

Los juguetes todavía no le llamaban la atención, pero si le gustaba la televisión y aquí nos dimos cuenta que no podía ser sordo pues reconocía canciones de ciertos programas y anuncios y cuando las escuchaba buscaba la procedencia de la música. Le gustaba muchos los Teletubbies y de las pocas veces que sonreía era cuando veía este programa. J podía estar horas mirando la tele sin molestar. El era un bebe ejemplar y bueno para cuidar. Esto era lo que me decía todo el mundo. Claro que era bueno para cuidar si siempre estaba alejado en otro mundo.

Aprendió a agarrar la botella como a los 8 meses, pero pasaba la mayor parte de su tiempo acostado. No le gustaba estar alhombro y tampoco daba los brazos. Siempre trataba de mantenerlo en su "car seat" aún dentro de la casa para obligarlo a que estuviera sentado.

Este muchacho desarrolló una habilidad increíble con el uso de los pies. Como no se quería sentar, si se le caía el bobo o la botella o quería agarrar alguna cosa buscaba la forma de agarrarlo con los pies y se lo llevaba hasta las manos y luego a la boca. Se que esto es un poco difícil de creer pero les juro que esto era lo que hacia.

Cumplió 10 meses y aún no gateaba, ya para este tiempo se sentaba solo pero lo hacia de medio lado. Lo llevamos al neurólogo y este nos indicó que era importante que J gateara. Lo enviaron a terapia física para enseñarlo a gatear. Aprendió a gatear pero no caminó hasta los 18 meses.

Llegó su primer cumpleaños y como se acostumbra a hacer, lo celebramos con una fiesta. Este día J no se comportó como un niño feliz, sino que lloró durante casi toda la fiesta y se pasó de un lado a otro en su andador pues todavía no caminaba. Llegó el momento de cantarle cumpleaño feliz y J lloró y lloró.

A esta edad no sabía tomar de un vaso, no sabía voltear el vaso para tomar y tampoco volteaba la botella. Cuando quería tomar leche, había que acostarlo como si fuera un bebe.

J comenzó a caminar a los 18 meses pero al principio tenia problemas de balance. Luego le dio con caminar en puntas, esto se lo corregimos teniéndolo en zapatos todo el tiempo pues el zapato aparentemente le molestaba para caminar en puntas. Tan pronto se encontraba sin zapatos, camina en puntas nuevamente. A todo esto, nosotros todavía no teníamos un diagnóstico y ningún especialista que había visto a J, nos había podido decir lo que ocurría.

Recuerdo que a J le gustaba dar vueltas y yo siempre le decía, J te vas a marear no hagas eso. También caminaba mirando al piso y evitaba pisar las líneas de las losetas. Todavía no hablaba mucho, solo una que otra palabrita y tampoco era capaz de señalar lo que quería.

Todo esto ocurrió durante el primer año y medio de vida de J.

6 comentarios:

Aimée dijo...

Nada nada... q desde bien temprano estaban las señales..... ya eso es historia... por eso creo taaaaaaaaanto en educar a TODOS para q no pase lo q a ti.... Incluyendo a los PEDIATRAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Jennifer Paramo dijo...

Se me paran los pelos,leyendo tu historia parece como si estuvieran contando la de mi Eric.El tambien era un nino muy tranquilo y dormilon,tuvo retraso en todo el desarrollo,gateo tarde y muy raro,lo hacia con una pierna doblada y la otra bien estiradita recuerdo que nos reiamos porque parecia que tenia una pata de palo (bendito.Camino exactamente al ano justo antes que comenzaran las conductas extranas,siempre nos llamaba la atencion que el no veia nada de TV pero si escuchaba los anuncio salia corriendo casi matandose para verlo y tan pronto se acababan se iba.Yo realmente no se si fueron las vacunas porque como no conocia nada de la condicion y sus sintomas pues no estaba pendiente pero lo que si se es que una vez se le pusieron las del ano comenzo nuestra pesadilla.

Mary Poppins dijo...

Wow!! q increible tantas cosas en común con Chere...

Nosotros tambien pensamos q estaba sorda, tambien adoraba los muñequitos y la tele..daba vueltas y vueltas hasta marearse....

Eso si..Chere no era NADA tranquila..eso lloraba y lloraba como demente...

Que interesante ver tantas cosas parecidas en nuestros hijos, a pesar de que cada caso es distinto..

Yoly dijo...

Aimée..

De verdad te digo que así uno se da cuenta quienes son los buenos y quienes no. Ten por seguro que estos especialista ya no están en mi lista de opciones para J. Los he reemplazado a todos y me falta la neurólogo nueva que había conseguido pues cuando llevé a J luego de su diagnóstico, por que él le contestó su nombre y su edad ella me dijo que había que cambiarle el diagnóstico a J pues lo que tenía era ADDH.

Jennifer y Mary...

Estos niños comparten tantas características que es increíble. Hasta las que menos uno piensa, por ejemplo la dieta tan limitada que J se ha impuesto. Me he encotrado otras madres que me dicen que sus hijos comen exactamente lo mismo que J e inlcusive han tenido el problema de guardarse la comida en los cachetes.

Anónimo dijo...

No se parece que los ortopedistas a; igual que los pediatras no se ponen de acuerdo con lo que tienen nuestros hijos, mi hija tambien fue muy tranquila, pero ahora es bien tremenda y tambien camina de puntitas, los doctores me dicen que es normal y tambien pesa desde su primer ano 20 libras ahora tiene 2 anos y sigue pesando lo mismo, los doctores na saben por que, y yo me desespero ya que no se como ayudarla, pero todas aquellas mamas que tengan a su bebes con algun problema, hay que dejarlos en las manos de Dios ya que no hay mejor doctor que el, espero que encuentren la paz y que DIOS bendiga a cada uno de su familia.Lo unico que nos queda es Orar

Yoly dijo...

anonimo...gracias por visitar y Dios te Bendiga a tí tambien.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.