♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

viernes, enero 19, 2007

Que Difícil es Todo

En momentos que uno tiene tanta presión en el trabajo, se juntan situaciones con J. Hoy fue otro día de rabietas en la escuela debido al asunto de los “game boys”. Hoy J iba tranquilo y había comprendido que no se llevan juguetes a la escuela. Hasta me decía “en mi casa juego”.

Yo estaba contenta pues dije, complacimos a J ayer y ya terminado el asunto pues yo lo tengo acostumbrado a NUNCA llevar juguetes a la escuela.

Pero que sucede, otros chicos llevan sus game boys y juegan en el salón. J habrá podido comprender que mamá no le deja llevar juguetes a la escuela pero no ha comprendido que los que llevan los demás no son de su propiedad.

Aparentemente, no se si la maestra les pide a los chicos que compartan con J pero una vez le prestan el game boy, y específicamente un juego en particular, J simplemente se adueña y no lo quiere devolver. Entonces cuando el chico en todo su derecho reclama lo que es suyo, J se niega a dárselo y allí viene la rabieta.

Ahora me pregunto yo, ¿qué se supone que yo haga? Dejar que J, en contra de mi voluntad y alterando el control que le tengo, se lleve el game boy todos los días para que deje a los otros chicos en paz. Y que esté todo el día pendiente a que tiene el game boy en el bulto y quiera sacarlo para jugar cuando le de la gana y no haga nada en la escuela. O continuar con el plan de modificación de conducta y el control que le tengo de no llevar juguetes a la escuela y que todos lo días le de una rabieta y le quite el game boy a los demás niños. Y que un día de estos en una de sus rabietas le reviente el juguete al piso a uno de ellos, pues a J le gusta tirar cosas cuando está con rabietas, y yo tenga que pagarlo. O pedirle a la maestra que no permita que los chicos saquen estos juguetes en el salón y que los niños y sus padres odien a J y a mí por esto. Pero por otro lado la maestra no puede impedirle a lo niños que a la hora de almuerzo jueguen en el patio y J si no lo hace en el salón lo hará cuando estén en el patio.

Y el asunto es que yo no puedo implementar modificación de conducta 6 horas después del suceso. Esto funciona en el momento en que se incurre en la conducta no cuando yo lo vea en la tarde y ya ha pasado la situación. Yo si le puedo suprimir algún privilegio y explicarle por que pero esto no creo que es igual de efectivo a que se realice al momento. Además, unas de la estrategias de poder evitar rabietas es identificar que las causa y prevenir que se de la situación. Así que como vamos a manejar esto si todos los días J va a estar expuesto a la misma situación y todos los días mientras esto se siga dando J estará con rabietas en la escuela.

Yo me la paso en el trabajo pensando en que si a J le dio o no le dio una rabieta y como manejaron la situación.

Yo comprendo y me pongo en el lugar de los otros niños pues estarán pensando “por que a ese nene le dan rabietas por algo que no es de él”. También me pongo en el lugar de los padres pues pensaran “por que hay penalizar a mi hijo por que ese niño se antoje de algo que no le pertenece”.

Que difícil es todo esto. Pero mi hijo tiene el derecho a estar donde está, que ni tan siquiera me sugieran que está en el lugar equivocado. Mi hijo no tiene la culpa por su condición y nosotros tampoco.

Solo estamos luchando por que salga adelante y lleve una vida sin restricciones. Y que le den la oportunidad de vivir una vida lo más cercano a la normalidad, que sea aceptado y comprendido.

No me puedo quejar pues en esta escuela y con su maestra, T1 y demás personal se le están brindando estas oportunidades.

Espero que también los padres de los niños, que día a día viven y comparten las distintas situaciones que se dan con J, también comprendan.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La escuela y los gameboy NO MEZCLAN!!!!

Yoly dijo...

Hola Aimée...los gameboy ni ningún juguete. Los juguetes en la casa. Pero no todos los padres piensan igual.

Jennifer Paramo dijo...

Super deacuerdo. Pero pienso que la maestra no aguantara muchas rabietas con relacion a este tema y ella misma buscara la solucion. De todo corazon y eso espero porque si no el gameboy te va dar candela para rato.

Yoly dijo...

Hola Jennifer....yo también pienso igua... que la maestra como en otras ocasiones, sabrá controlar la situación pero prefiero que sean ellos quienes lo hagan no yo tener que pedirlo pues se que esto traerá mal sabor a otros padres.

Gara dijo...

Ojalá se arregle pronto y se acaben las rabietas por la gameboy.
A mi desde pequeña mi madre me ha enseñado que los juguetes en casa pero recuerdo que le solía preguntar porqué otros niños llevaban cosas.
En ocasiones, me llevaba cosas a la salida si nos quedabamos jugando en el parque un rato.

Un beso!

Yoly dijo...

Gracias Gara...ojalá esto se arregle ya que con J las cosas son un poco distintas a con los otros niños.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.