♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

jueves, enero 11, 2007

La Descarga de Yolanda

Se que este tema lo toqué o mencioné en otra ocasión pero volvió a surgir. Me refiero a que una persona ponga en tela de juicio nuestra palabra en cuanto al diagnóstico de J. Y no es que no lo crean pues eso es hasta positivo pues significa que la gente ya casi no nota las características de J. Es un comentario de mal gusto que me hicieron.

Ayer era día de notas en la escuela de J. Mi querida comadre me hizo el favor de pedírselas a la maestra para que yo no tuviera que ir hasta allá.

En la tarde la llamé para preguntarle y me dio la buena noticia de que J había sacado tres 100% y dos 99%. Ahora el sistema de notas cambió a porcientos y pues esas fueron las notas de J.

Más tarde, yo dentro de mi orgullo de madre, le comentaba las notas de J a un grupo de personas y como siempre no falta el que se las quiere dar de sicólogo o el más que sabe. Tal vez es la ignorancia o desconocimiento el que hace que las personas sean tan entrometidas o imprudentes. Pero cuando yo no se de algo o sobre algún tema, mejor me quedo callada pues “calladita me veo más bonita”. Para meter las patas, mejor no hablo.

Una persona del grupo me hizo el siguiente comentario “tú hijo no puede tener autismo con esas notas, si es así ya quisieran muchos padres que sus hijos tengan autismo”. Dios mío como es posible que una persona diga semejante barbaridad. Comencé por decirle “tú no sabes lo que dices, no me imagino a ningún padre que pueda desear tal cosa para su hijo” también añadí “nosotros que hemos tenido que vivir con esto te podemos dar fe de que no es lo que un padre quiere para su hijo”.

Luego vino mi sermón y esta vez me dirigí al grupo como si yo estuviera dando una conferencia sobre el tema. Más o menos esto fue lo que dije.

“Mi hijo nació con una condición que no lo digo yo sino una batería de especialistas que lo ha evaluado. Unos opinan que es Asperger, otros que es Autismo Atípico, otros que es un desorden comunicológico, que es retraso en el desarrollo y otros que es PDD-NOS. Lo que importa de todo esto no es lo que sea o deje de ser sino que nosotros como padres responsable nos dimos cuenta y aceptamos que mi hijo tenia problemas y ni nos los imaginamos ni nos lo inventamos. El que mi hijo sea inteligente, se auto enseñara a escribir y leer, el que sume y reste de mente, el que tenga tanta habilidad con los juegos electrónicos, para que sepan y estén claros es en ocasiones característico de niños con estos diagnósticos. El que tenga buenas notas para nosotros prueba, no que sea inteligente pues eso siempre lo hemos sabido, sino que es capaz de funcionar en la escuela, aprender a socializar y aprender lo que se le enseña. Si hubiese sacado 70% en lugar de 100%, para nosotros hubiese sido igual de importante pues prueba lo mismo. Que él ha podido superar muchas cosas que en un principio le impedían funcionar en el ambiente escolar o en cualquier otro ambiente. Hoy sacó 100%, mañana se puede colgar. Esto es un sube y baja y no se puede predecir cual será el futuro. El autismo no es lo que muchos piensan o la idea que tienen muchos de que la persona con autismo está todo el día sentado en una esquina mirando a un punto fijo y meciéndose. Las personas con autismo van desde severos hasta los que casi ni se percibe que tienen la condición”.

Expliqué algunas otras cosas y hasta una persona me hizo preguntas sobre otras características y al final me dijo que ella piensa que su sobrino pueda tener autismo. La conversación no terminó si antes yo añadir.

“Mi hijo podrá tener algún grado de autismo o algunas características de la condición pero mi hijo no tiene problemas de aprendizaje que son cosas muy distintas. Muchos de los niños o adultos con autismo son mucho más inteligentes que los típicos. Y por si no saben lo que es un típico, son las personas que dicen ser normales como ustedes y como yo”.

Les puedo asegurar que no hubo más comentarios, al contrario mucho interés sobre el tema.

Que pantalones, ahora resulta que nosotros nos hemos inventado el diagnostico de J. Por eso es que J ha estado en terapia tanto tiempo, por eso es que desde que nació ha tenido tantos problemas y lo han evaluado tanto especialistas. Si por eso mismo, por que nosotros lo inventamos todo.

Lo que pasa es que alguna gente no puede aceptar la posibilidad de que un niño se supere tanto dentro de la condición, y que aunque no se ha probado cura alguna, si pueden superarse lo suficiente para llevar una vida prácticamente normal.

Pero mientras exista esta ignorancia sobre el autismo y que se dude de las capacidades de nuestros hijos, continuaremos encontrándonos puertas cerradas y resistencia a ayudarlos.

Es deber y responsabilidad de nosotros como padres el educar y sacar a estas personas de la ignorancia para que nuestros hijos tengan la oportunidad de demostrarles que son seres humanos con los mismos derechos a llevar una vida productiva y funcional. Pero esto solo se logra si se les brinda el apoyo y ayuda necesarios.

8 comentarios:

Jennifer Paramo dijo...

BRAVOOO, te la comiste. Pero que rayos se cree la gente , que uno tiene que colgarle al muchacho un cartel en el cuello que diga que es autista. A la verdad que la ignorancia lamentablemente cada dia es mas grande y aunque uno se esmere en orientar, la gente se esmera en ser sarcartisco y ofensivo, claro como no son ellos los que dejan el cuero tratanto sacar a nuestros hijos adelante y teniendo a veces que perder hasta verguenza para lograr lo que ellos se merecen. Que barbaridad, hay dias en que uno aguanta pero a lo demas le sobra un canto.

Eduardo Carbonell dijo...

Óle, óle y óle. Así se habla Yoli.
Te voy a poner un 99%. Cuando compongas un merengue con J, entonces un 100%.

Hasta luego,típica.

Anónimo dijo...

Hey..nuevo look!!

Oye..a la verdad que te applaudo...tuvistes la paciencia y la cordura de contestar de buena manera....la insensibilidad de la gente es increible..

Una vez un arquitecto de aqui me pregunto una vez..."y quien te dijo que tu hija es Autista? porque aveces los padres se meten unas cosas en sus cabezas..."

Y yo lo mire..y le digo..."Me lo invente porque no tenia mas nada que hacer"...

ARGH!!

By the way...a super J se le debe dar una recompensa igual de super por esas notas...!!

Yoly dijo...

Hola Jennifer...GAD que no perdí la chaveta como dicen por allí pues los deseos que me dieron fue de comerme viva a esa persona.

Eduardo...rayos yo componiendo merengue imaginate semejante cosa, no dudo que J si aprendar a tocar merengue pero yo a componer, primero ponen los gallos.

Mary...que costumbre de la gente de meterse donde no los llaman. Me revientan esos comentarios. Por que no mejor decirnos, oye te felicito por la labor con tu hij@ pues no parece que tuviera autismo.

Gara dijo...

Bien dicho, yo también suelo oir cada comentario...
Esperemos que esa persona, antes de volver a hacer un comentario del estilo, se lo piense.

Por cierto, no dije que soy chica (mi nombre puede crear confusión) y estudio psicologia.

Un saludo!

Yoly dijo...

Hola Gara...que bueno saludarte nuevamente. Sabes yo tenía duda pero me inclinaba por que eras chica. Hay gente súper ignorante pero uno se va acostumbrando, esto es algo con lo que tendremos que lidear siempre.

Saludos

Anónimo dijo...

Yoli:
Ladran Sancho!! Señal que cavalgamos!!. Es envidia!!!!!!!. Como dirìa el Chavo: "¡envidiosio!". Ole por Super super J!!!. Es el mejor y no lo pueden aguantar!!!. Làstima que se envenen por dentro porque yo LO APLAUDIRIA PARADA EN LA SILLA!!!!
Mi prìncipe y yo (orgullosos por un niño asì!!)

Yoly dijo...

Anonimo....creo que eres Laura ¿verdad? de todas forma bienvenida al Blog me alegra que nos visites. Gracias por tus aplausos y un besote a tu príncipe.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.