♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

martes, diciembre 23, 2008

Cuando Crecen Los Hijos

Para mí el momento del baño es un momento relajante y donde me surgen ideas pero también medito y vienen muchos pensamientos algunos lindos y positivos otros no tanto. Anoche, aprovechando el frío que está haciendo, me metí a bañar con agua bien calientita y pues comencé a penar en algunas cosas. Pensaba en mis hijos…….

Además de J muchos de ustedes saben que tengo dos hijos mayores, Kimberly Joanne de 18 años y Kristian Joel de 24 años. Pensaba en ellos, como han pasado los años, los rumbos que han tomados sus vidas. Aunque rumbos muy distintos, y no necesariamente los que uno planifica para ellos cuando son niños, ellos han tomado sus decisiones en cuanto a lo que quieren hacer con sus vidas. A estas alturas solo me queda aconsejarlos y desear que por lo menos me escuchen y consideren mis consejos. Agradezco a Dios y tengo la satisfacción que cuando ellos me necesitaron estuve allí, que siempre traté de darle los mejores ejemplos e inculcar buenos valores. Que no pude darle riquezas pero si mucho amor.

Pensaba en como antes siempre los tenia a mi lado, donde quiera que salía ellos iban, en las fotos de actividades familiares salíamos todos. Ahora todo ha cambiado, ellos tienen sus propios planes, compromisos y agendas.

Kristian es tímido, hasta cierto punto aún es más dependiente de mí que Kimberly. Hace unos años se independizó y no vive con nosotros pero lo veo todos los días ya que trabajamos en la misma compañía. Yo lo recojo en las mañanas para ir a trabajar y lo llevo nuevamente en las tardes. El tiene carro pero el yo recogerlo es una forma de compartir con él y me gusta hacerlo. Aprovecho esas conversaciones para aconsejarlo y saber como le va en su vida. Kristian se parece mucho a mi en cuanto a su carácter, ambos tenemos caracteres fuertes y pues no siempre mis consejos o regañitos son bien recibidos. Muchas veces él termina diciéndome “mami déjame a mí hacer las cosas a mi manera”. Cada vez que escucho esta frase recuerdo que también yo se la decía constantemente a mi mamá. Que muchas cosas comprendo ahora que soy madre y que mis hijos están es estas edades y que mucho comprendo a mi mamá. Cuando tenía esa edad pensaba que mi mamá vivía para hacerme la vida de cuadritos pero ahora comprendo todo. Inclusive recuerdo las palabras de mami cuando me decía “deja que tengas hijos y entenderás lo que yo paso”. Que sabias son las madres…

Kimberly, mi muñequita de chocolate, estudia y tiene sus compromisos en la universidad. Ella es una chica muy dinámica, tiene muchas amistades, siempre la están llamado e invitando para actividades, es súper independiente, no tiene miedo a hablar y hacer cualquier gestión. También es muy estudiosa y a pesar de su corta edad, tiene bien claro lo que quiere en la vida y está encaminada a lograr sus metas. Vive con nosotros y nos ayuda mucho con J, lo recoge a la escuela, lo lleva a terapias, etc.

Inevitablemente, mis pensamientos terminaron en J. Aunque repetidamente les digo que no me gusta pensar en el futuro, que prefiero vivir un día a la vez, es difícil no hacerlo. En cierta forma tenemos que prepararnos para lo que posiblemente ocurrirá en el futuro de J, el que siempre estará con nosotros.

Quizás las cosas no serán como con Kimberly o Kristian que ya no dependen de mi y cada cual es capaz de tomar sus decisiones y asumir los resultados. Con J tendremos que ayudarlo a decidir, ayudarlo a enfrentar su vida de adolescente y adulto. Digo ayudarlo pues nuestra meta es lograr que J sea lo más independiente posible. No importa que no sea médico, maestro, ingeniero. No importa que su vida sea totalmente distinta a la de sus hermanos y que no alcance los logros que ellos, de verdad no importa.

Lo que importa es que J sea feliz, que alcance dentro de lo que sea posible desarrollar su potencial, que cuando faltemos se pueda cuidar.

Anoche luego de penar en estas cosas terminé pensando en como todo en la vida tiene una razón de ser. El que J llegara a nuestras vidas en el momento que llegó, luego de mis hijos estar grandes, creo que fue lo mejor que pudo pasar. Esto ha permito que le podamos dedicar todo el tiempo y recursos que J necesitaba para progresar pues ya mi otros hijos no demandaban tanto tiempo de nuestra parte.

Yo creo en que cuando uno llega a este mundo ya Dios tiene planificada toda nuestra vida y existencia. En el libro de mi vida ya estaba escrito el que tendría 3 hijos, yo por otro lado jamás pensé esto.

Luego de Kristian nacer estuve años sin poder tener hijos, tenia unos problemas y pues me había resignado a quedarme solo con Kristian. Un buen día, me enteré que estaba embarazada y llegó Kimberly. Luego ocurrió lo mismo con J, pasaron años no quedaba embarazada y ya era mayorcita. Nunca pensé que a esa edad quedaría embarazada.

El que J llegara a nuestra vidas estaba escrito, algo maravilloso que tenia que pasar y agradezco a Dios por la oportunidad de hacerme madre por tercera vez y que J llegara en el momento que llegó.

5 comentarios:

mili-violeta dijo...

Muy bonito el post Yoly.Es verdad lo que dices, yo tambien tengo dos hijos mayores,uno 19 y otro 15, aunque todavia el de 15 lo controlo yo,jeje.. al de 19 un poco menos, es super maduro y me dice que si yo me creo que tiene 8 años, que lo deje que el sabe lo que hace, aunque siempre escucha mis consejo,¡¡ya sabes!! piensan que una se lo dice por jorobar y fastidiar. Yo le digo no sabras lo que te quieren tus padres hasta que no tengas hijos.Y tambien despues de tanto años, llego Violeta la flor más bella de mi jardín  y la alegría de la casa, no puedo pensar en mi vida sin ella, yo creo que vino en el mejor momento.Feliz Navidad y que el año nuevo venga cargado de todos tus deseos.Besos.PD(uff...que poco queda para que Santa le deje los regalitos a J, JOJOJO...)

PATO dijo...

QUE LINDO, ME ENCANTO LA HISTORIA DE TUS OTROS 2 HIJOS, NUNCA LEÍ DE ELLOS.
Seguramente Dios te envio a junior porque sabia la clase de madrasa que sos, y que mejor lado que junior este en tu casa y con ustedes???

TE MANDO UN BESOTE Y OTRO ENORME A JUNIOR. Y QUE PASEN UNA MUY LINDA NOCHE BUENA Y UNA FELIZ NAVIDAD.

Andrea dijo...

Hola yoly! Gracias por tus mensajes, varias veces he leido tu blog acerca de J, o SUPER J jeje.
Yo tengo dos hijas, romy, de 6 años y April de 7 años. Cuando pienso en April , en qué va a estudiar, cómo será de adulta.. como crece tan rápido, y lo inteligente que es, me asombra y me asusta. Espero poder darle a las dos el mejor hogar posible con buenos valores, para que sean buenas personas, solidarias y cariñosas.
Creo que voy por buen camino.
Te mando un saludo grande con amor, paz, salud y felicidad en estas fechas y siempre.
Y un saludo especial de superheroe para Super J.


;)

Andrea y Romy

Pablo dijo...

Sos una gran madre, sin dudas. Que pases una feliz navidad! Y gracias por todo lo que nos das...

"Isabela" dijo...

Feliz NAVIDAD Yoly:

Recibe nuestros mejores deseos para vosotros en estas fechas.
Dile a J que le queremos mucho y que le deseamos una noche muy buena y una navidad aún mejor en compañía de su preciosa familia.
Muchos Besos
Isabela

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.