♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

lunes, agosto 25, 2008

Mis Experiencias

Nosotros diariamente vivimos experiencias que nos ayudan a fortalecernos como seres humanos y como familia. Muchas de estas experiencias las tomamos como lecciones de vida y de ellas aprendemos.

Mediante los post que publico diariamente se habrán dado cuenta de que nuestras vidas están lejos de ser aburridas. Siempre hay algo que contar pues siempre está pasando algo, y les juro que todo es real. En este Blog no hay inventos, todo lo que contamos ocurre realmente.

Y eso que hay muchas cosas que no las cometo ni las publico pues porque no tienen relación con J, ya que el propósito principal de este Blog es hablar sobre nuestras experiencias viviendo con el Autismo, y no vienen al caso.

Hago esta introducción pues quiero contarles algunas cositas que me ocurrieron a mí durante la semana pasada. Como soy persona de que no me gusta que me cuenten sino que me gusta comprobar las cosas por mi misma, pues no podían faltarme las siguientes experiencias. Son cosas que cuando me siento ahora a hacer un resumen de lo que me ocurrió, primero doy Gracias a Dios por tener la oportunidad de haber vivido estas experiencias y segundo por poder reírme de ellas. Así que quiero compartirlas con ustedes para que se rían conmigo.

Para los que no estén al tanto, nosotros vivimos en Lajas, Puerto Rico. Lajas es un pueblo pequeño situado al suroeste de la isla. Un pueblo pequeño pero que ocurren cosas insólitas. Primero que nada somos la capital de los Ovnis y hasta tenemos una ruta Ovni y la carretera está identificada con letrero y todo. Segundo somos famosos por tener una invasión de monos que ya se han ido multiplicando y regando por toda la isla.

La semana pasada voy de camino hacia Lajas a recoger a J en la casa de mi comadre. Voy transitando por la carretera y de momento veo algo a lo lejos que va cruzando la carretera. Cuando llego cerca de esto que estoy divisando a lo lejos, que no sabía que rayos era, pego frenos. No era un Ovni ni un extraterrestre pero sin una manada de monos que felices cruzaban con toda su calma la carretera. Esperamos que terminaran de cruzar y luego los monos se quedaron a la orilla de la carretera mirándonos. Para mi fue un espectáculo verlos y me imagino que de la forma que nos miraban a nosotros, ellos estarían pensando “mira ese montón de animales que nos miran”.

El jueves luego que fui a la escuela de J y hablé con los maestros, veníamos de regreso a casa bajo una lluvia torrencial. Voy transitando por la carretera con muchas precauciones pues la visibilidad por la lluvia era limitada además de que había mucha agua acumulada en la carretera.

Yo venia hablando por celular con una amiga que también tiene un chico con Autismo y de momento escucho una explosión. Al escuchar la explosión me saco un grito, que asusté a mi amiga, y a J por poco se le brotan los ojos de la cara. Miro hacia el lado de mi carro que fue por donde escuche la explosión y veo como se ilumina el área con una luz resplandeciente. Me quedé esperando ver salir de la luz a un ángel o algo así, pero nahhhh fue un rayo que cayó cerca de nosotros.

Lo primero que me vino a la mente fue que estábamos seguros dentro del carro pues había escuchado que si cae un rayo y uno va transitando el en carro es seguro pues las gomas (neumáticos) de los carros evitan el paso de la electricidad que genera el rayo, se que es algo así.

Y el sábado en la noche, de momento despierto pues sentí una molestia en el hombro. Algo difícil de explicar pero me doy cuenta que algo me mordió o picó. Desperté por esta sensación que sentí, me levanté de la cama, encendí la luz y le dije a Francisco que se saliera de la cama pues algo me había picado.

Francisco brincó de la cama y sacó el comforter cuando vimos al desgraciado que me había mordido, un ciempiés. Francisco los inmovilizó con lo primero que encontramos cerca de la cama, un zapato de J de la escuela. Francisco no podía matarlo pues estos condenados son muy duros y pues no podía hacer la presión suficiente entre el zapato y el matress. Tiró el ciempiés al piso y tan pronto vi que cayó, yo traté de matarlo con una de mis chanclas y Francisco por otro lado lo hacia con el zapato de J. El desgraciado se metió por una hendija de una loseta y pues no lo vimos más. Rociamos insecticida para ver si salía, pero no salió.

Yo siempre había escuchado que la picadura de un ciempiés era muy dolorosa pero nunca la había experimentado. Realmente el ciempiés que me picó era larguito pero delgadito, era joven. Yo he visto unos enormes y bien gruesos pero este realmente era pequeño.

Con todo y eso le voy a relatar lo que sentí. El ciempiés me pico en el hombro, al momento sentí un poco de dolor, que fue cuando desperté. Luego de unos minutos comencé a sentir una sensación de quemazón, sentía un hormigueo en el área, por ratos me dolía un poco. Nos acostamos a dormir y no puede dormir bien el resto de la noche pues sentía incomodidad en el hombro. Más tarde se me adormeció la mitad del brazo y todavía hoy siento un poco de hormigueo.

Este ciempiés que me pico era pequeño así que no me puedo imaginar la molestia de una picadura de ciempiés grande.

Esta mañana cuando nos estamos preparando para salir a trabajar, Yo estaba en el área de la cocina y Francisco fue a decirme “apareció tu amigo”. Fui inmediatamente al cuarto y allí estaba el desgraciado, cerca del acondicionador de aire. Francisco me dijo que ya estaba muerto pero yo tenía sed de venganza y fui y lo aplaste, y lo aplaste y lo aplaste nuevamente. Por ultimo lo tiré al inodoro y descargué el inodoro.

Como ven, la semana pasada fue una de muchas experiencias. Hay algo que me gustaría experimentar pero que no se me da, PEGARME EN LA LOTO.

12 comentarios:

scanmellllllll dijo...

Yoli!!!!!!

Este blog me encanto...me he reido y he sufrido lo de la picada...ME LLAMO MUCHISIMO LA ATENCION LO DE LOS OVNIS!!!!!

a MI NO ME HAN PICADO CIEMPIES...PERO EN LOS 90'S CUANDO TODAVIA VIVIA EN PUERTO UEVO...UNA VAQUITA DE SAN PEDRO DECIDIO PONER SUS HUEVITOS CERCA DE MI CAMA..Y ESOS COSITOS PICAN DURISIMO!!!!

ESTUVE MATANDO ES0S INSECTOS CASI UNA SEMANA CORRIDA..ERAN CIENTOS!!
ANDROS ]+[

viviana dijo...

A quien no le gustería ganarse la lotería....... a mi me caería MUY BIEN!!!.
Te cuento que estoy finalista en el concurso de los 20 mejores blogs (los mas votados), ya les contaré como me va en la ceremonia que será el 29.
Cuidate, eres de las personas que tienen mil cosas que contar y muy anecdótica.
Besos............Vivi.

"Isabela" dijo...

Ay Yoly:
Qué más puede pasarte??

Ha estado muy chistoso. A mí también me llamó la atención eso de los Ovnis...

Por lo de la picadura.., pues no ´se como te habrá dolido, pero me imagino que bastante si se te adormeció el brazo, creo que se merecía la muerte!!!

Un beso
Isabela

Betzabe dijo...

Pero es que a uno le pasa de todo menos sacarse la loteria no?, se cuenta y no se cree, todo en una semana! seguro podras escribir un libro jejeje

C dijo...

Debes andar con una camara, para retratar esos monos. AL menos no eres laregica las picadas de insectos, porque sino la hubieses pasado muy mal.

Cuidate.

La Sonrisa de Arturo dijo...

!Bueno! Y yo pensaba que a nosotros nos pasaban cosas "inusuales". No puedo superar lo de los ovnis ni lo de los monos.....tienes una vida bien entretenida Yoli.

No sabía que dolía tanto la picadura de un ciempies

Noemi dijo...

Wow Yoli, Cuando lei lo del cien pies me acorde algo que me paso a mi aca en la Florida! A mi se me metio una araña en el oido a las 2:00 de la mañana!

Por poco me muero! Levante a Luis de un grito! El me dice que yo parecia la niña del la pelicula el exhorsita! Estuve batallando para que me saliera por mas de 1 hora. Nunca me olvido de esa sensacion de la araña caminando en mi oido. Me puse histerica. Busque algodones y le puses en los oidos a todos los nenes. Cuando se levantaron me preguntaron porque tenian eso en los oidos. Yo estuve durmiendo con algodones en los oidos por mas de 3 meses, y mande a fumigar la casa.

Ahora me puedo reir de esa noche, pero te aseguro que JAMAS se me va a olvidar!

sandra dijo...

JAJAJAJ YOLI SI QUE ME REI CON ESTE POST, POBRE CIEMPIES ME LOS IMAGINO TRATANDOLO DE MATAR....ESPERO TU HOMBRO ESTE MEJORCITO, LO DEL RAYO GUAUUUU QUE SUSTO YOLI ASI QUE MEJOR TE CUIDASSS UN ABRAZO SANDRA

PATRICIA dijo...

DEJE UN REGALITO EN MI BLOG PARA USTEDES . ESPERO LES GUSTE!!!

Nani dijo...

Yoly! Me has hecho reir mucho... te imagino pisando una y otra vez a esa diminuta criaturita llena de zaña y me río a carcajadas... pero la verdad bien merecido se la tenía!
Aquí donde yo vivo en las sierras cerca de Córdoba hay muchos alacranes, el problema más allá del dolor de la picazón es que algunos son extremadamente venenosos y hay que salir de urgencia por las dudas que sea mortal, así que tenemos que fumigar todos los años por los chicos...
Me encantó lo de los monos, debe ser hermosos verlos pasar.
Beso.

Mary Poppins dijo...

“mira ese montón de animales que nos miran”.


Me muero con esa oracion...!!

Los Ciempies..!! uyyyy!!! En casa de mami habia uno bien bien grande y mi padre lo tuvo que picar con un machete...por poco Chere lo ve y lo coge para jugar...

Hicistes bien en rematarlo!!

Mami dijo...

Jejejejejejeje... me hiciste reir Yoly, ya veo como disfruta J. tu comnpañía...:) debes ser una mamá con anécdotas muy interesantes...

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.