♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

martes, julio 11, 2006

Oh que Tristeza


Anoche me sentí un poco triste pues J me rechazaba. A estas alturas esto no debe estarme raro o molestarme, pero no puedo evitarlo. Se que es egoísta de mi parte sentirme así pues se de otros niños que no le muestran ni una sola señal de afecto a los suyos y por lo menos J lo hace a su manera.

Podemos llevar a J a algún lugar y dejarlo con personas que no conoce y se queda como si nada. No es como otros niños que gritan y patalean si los dejan en un lugar extraño. Si acaso da muestras de que está incomodo en el lugar no es por que nos va a echar de menos, simplemente porque él quiere estar en su casa.

Recuerdo el primer día de escuela de Kristian. Era en un Head Start. Llevé a Kristian y aunque ya le había explicado y estaba tranquilo cuando llegó el momento de irme que iba caminando hacia el carro, recuerdo escuchar que gritó MAMI NO ME DEJES. Cuando volteo a mirar, él estaba llorando y asomado por una ventana del salón. Se pueden imaginar que yo iba por el camino llorando pues me sentía muy culpable.

Con Kimberly, pues ella se quedó sentada tranquilita pero con los ojitos llenos de lagrimas. Y yo por supuesto también yo iba lloriqueando por el camino.

En el caso de J, nada. Su primer día de cuido, se quedó como si nada. Fueron días posteriores en los que le daba una rabieta cuando lo dejaba pero mayormente era por que siempre que llegaba quería hacer algo y no se lo permitían.

J antes no era afectuoso físicamente. Me refiero a que no nos abrazaba ni besaba. Cuando bebé no quería que lo cargáramos se sentía incomodo ante el contacto. Y que me dicen cuando había que llevarlo al médico, él gritaba histérico cuando había que aguantarlo. No por que le doliera lo que le hicieran sino por que lo tocaran.

Recuerdo esas noches que J lloraba y lloraba y no quería dormir. Les voy a contar lo que teníamos que hacer. Yo tenía que acostarme boca arriba en la cama y mi esposo acostaba a J sobre mi pecho y yo lo abrazaba. Esta presión lo calmaba y se quedaba dormido. Si lo movíamos a su cama se despertaba y luego comenzaba a llorar nuevamente. A causa de esto yo desarrollé un espasmo muscular por el peso de J sobre mi pecho. Además, fueron muchas las noches de mal sueño para mí pues al tener a J acostado sobre mi pecho, yo no podía dormir pues era mucha la incomodidad.

Según J fue creciendo definitivamente ya no pude continuar con esta práctica pues pesaba demasiado, 18 lb. a los 3 meses de edad. Pues tuvimos que recurrir a otro método. Mi esposo agarraba a J en una forma bien rara y le ejercía presión a su cuerpo. El lo agarraba cruzado con un brazo entremedio de las piernas de J y el otro en dirección de la cabeza hacia las piernas. J quedaba en una línea horizontal y luego mi esposo como que pinchaba el torso de J por debajo de su brazo izquierdo. No creo que entiendan la explicación pero era como una especie de torniquete. La cosa es que luego de J estar acomodado en esta posición, mi esposo tenía que caminar de un lado a otro del cuarto hasta que J se dormía. Esta presión calmaba a J lo suficiente para lograr que se durmiera y luego de asegurarnos que estaba profundamente dormido, lo colocábamos en su cama y corríamos a acostarnos para por lo menos dormir algunas horas.

He leído que a las personas con autismo la presión sobre su cuerpo, los calma. Temple Gradin diseñó unos artefactos para ella basándose en maquinaria para ganado. También venden unos chalecos con pesas para que ellos los utilicen. J ya se acuesta solito a dormir y no despierta en toda la noche pero tiene la costumbre de enrollarse en su comforter y se tapa de pies a cabeza.

Perdonen que al escribir en el blog los llevo del presente al pasado pero es que voy acordando de detalles que mientras más aprendo sobre el autismo y desórdenes relacionados, puedo explicar muchas cosa de la vida de J.

Pues según les mencioné cuando comencé a escribir este articulo, anoche me sentí triste. J llegó a mi cuarto y se acostó entre mi esposo y yo. Entiendo que buscando esa presión que lo tranquiliza. J abrazaba a mi esposo y yo le decía “¿y yo?” y me miraba y se volteaba me daba la espalda y nada. En todo el tiempo que estuvo allí, abrazaba a mi esposo pero me ignoraba a mí. Lo que hacia era que me brindaba a Mario el osito para que yo lo abrazara. Y así se quedo dormido.

Pero recibí una recompensa en la tarde. Cuando llegué a recoger a J al campamento, me brindó una hermosa sonrisa y me abrazó. Luego de eso me dijo, “me voy a mi casa”. Antes de irme hablé un ratito con una de las maestras y me dijo que J se pasa abrazándolas y diciéndole te quiero (a ella y otra de las muchachas). Así las vence pues ya estoy notando que una de las muchachas lo añoña.

Me libré de tener que llevar a J a Home Depot, ahora quiere ir al supermercado. Cuando veníamos de regreso me dice “hay que ir al supermercado”. Yo le pregunté para que y me dijo ‘yo quiero supermercado”.

Este chico se saca unas cosas.

5 comentarios:

Mary Poppins dijo...

En el caso de Chere, ella no se quedaba en ningun lado...lloraba y lloraba y lloraba...en su primer cuido me dijeron un dia:

"En la historia de este cuido nunca hemos botado a nadie, tu hija puede hacer historia".

Uff.

Chere era igual que J que no dormia...solo dormia si la ponia sobre mi pecho!! weird weird...

Mary Poppins dijo...

PS. A Chere hubo que comprarle chaleco...y sabana de pesas

Yeroline dijo...

Ay Yoly que chulito!! Sabes no te sientas mal porque en el fondo quiere decir que estas haciendo un excelente trabajo como madres; nuestra funcion primordial como padres es que nuestros niños sean independientes de nosotros tanto con sus deberes como con sus emociones.

Yoly dijo...

Mary..

Que crueles lo de ese cuido. Si Chere es chulísima.

Lo de dormir sobre el pecho el pediatra una vez me comentó que era por el sonido de los latidos del corazon de la madre ya que ellos mientras están en el vientre se acostumbran a escuchar este sonido. En el caso de nuestros hijos esto puede ser más que cierto pues recuerda que ellos dependen mucho de la rutina y la constancia.

Yoly dijo...

Yeroline..

Tienes razón y J ya está madurando un poco. Y yo se que esto es normal en estos chicos, sus emociones no son igual a otros.

Pa'lante

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.