♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

martes, noviembre 28, 2006

Salió El Tiro Por La Culata

Ya llegó la dieta de J al comedor. La encargada del comedor me escribió una nota en la libreta de comunicación diaria indicándome que J no quiere tomarse la leche. Yo le había enviado un vaso con tapa de estos que usan los bebés para ver si se tomaba la leche.

J todavía toma leche en botella, aunque el agua la toma en vaso, y no hay quien lo haga cambiar de opinión. Me mandaron a preguntar si le podía echar algo a la leche para que J se la tomara. Les contesté que no y que el problema no es la leche sino que J no acostumbra tomarla en vaso y menos fuera de la casa.

Otra cosa es que le ofrecen la leche a la hora de almuerzo y J no toma leche junto con la comida. J tiene unas horas y/o momentos específicos para tomarla. Tan pronto despierta se toma una botella y luego se come el cereal seco, nunca leche y cereal juntos. Si durante el día no quiere comer entonces pide leche pero si come bien durante el día, su próxima botella de leche es antes de acostarse.

Hoy le sugerí a la T1 que se llevara el vaso con la leche y se lo ofreciera antes de llevarlo a almorzar. Imagínense, mi comadre me dijo que le trajeron 25 cajitas de leche, casi 1 por día y J que no quiere tomársela.

Anoche, tratando de convencer a J que tomara leche, le dije que Santa Claus viene a traerles regalos a los niños que se comen toda la comida y se toman su leche. Que él tenia que tomar leche en la escuela para que fuera fuerte y también para que Santa Claus esté feliz y le traiga regalos. J me contestó “OK”, y yo le pregunté ¿te vas a tomar la leche en la escuela? y me dijo “ajá”.

Yo no le puedo decir a J que si se porta mal Santa no le traerá juguetes pues ustedes saben que a veces a estos chicos se les hace difícil controlar ciertas conductas. J está consciente cuando se ha portado mal. El reconoce que se ha portado mal y cuando esto ocurre le da coraje consigo mismo por portarse mal. El le teme mucho a que nos den la queja y reacciona con una rabieta. Como el otro día en la escuela que gritaba y lloraba diciendo “yo porté mal”.

Pues que ocurrió hoy en la escuela con el asunto de la leche, lo que me temía. La T1 me cuenta que hizo lo que le sugerí y tan pronto J la vio entrar con el vaso de leche, comenzó o llorar y pelear. Luego estaba llorando por que no se había tomado la leche y se estaba portando mal. No quiso trabajar y con el mismo coraje que tenia, con un lápiz comenzó a rayar la libreta.

En la tarde le pregunté a J que ocurrió y me decía que tenía sueñito y quería dormir. Le repetí el discurso de que a la escuela no se puede ir a dormir, blah, blah, blah y surge la siguiente conversación.

Yo- “J en la escuela no se duerme a la escuela se va a trabajar”
J- “es 9:00”
Yo- “no entiendo que dices de las 9:00”
J- “Yo duermo a las 9:00”
Yo- “sí tu duermes a las 9:00 en casa”
J- “en la escuela es las 9:00”
Yo- “J tú duermes a las 9:00 en la noche, no a las 9:00 del día”
J- “yo teno que dormir con la leche de la escuela”

Aquí cambié el tema pues ya J me estaba metiendo en aguas profundas y terminé aceptando que la idea de darle leche en el salón no fue muy buena.

Lo que analicé de todo esto es lo siguiente; J acostumbra acostarse a dormir a las 9:00 y antes de dormir toma leche, esta es su rutina. Como en la escuela le llevaron leche al salón, y su hora de merienda en la mañana es a las 9:00, pues esto seria lo que J pensó; me traen leche, son las 9:00 esto significa que tengo que dormir. Lo único que YO NO QUIERO LECHE AHORA.

Uno a veces cree que está haciendo lo mejor y mete las patas hasta “home” y el tiro le sale por la culata. J hoy me enseñó que tengo que tener más cuidado en como trato de manejar las situaciones con él pues lo puedo confundir más o crear situaciones no deseadas.

Quiero terminar con otra anécdota. Luego de la conversación de la leche y dormir etc., J me pregunta “¿mami yo te quiero? y yo le contesté no se dime ¿tú me quieres? Entonces me dijo, yo te quiero en el miércoles de noviembre.

Me chavé yo ahora, tal vez lo que me trató de decir era que tenía coraje conmigo por el asunto de la leche y que en esos momentos no me quería, que mañana me vuelve a querer.

2 comentarios:

Angelica dijo...

Ay Yoly como rió cntigo ( perdona de manera sana) pues eso de que no queiran los miércoles jajaja .El sabrá cuadno decirte que te quiere, que mucho ha adelnatdo J. Ya sabes lo que siempre te digo la asociación de tu hijo es maravillosa, por un lado no tiene unas cosas, pero por otro Dios lo bendiga se defiende bien. Que tome leche cuando la desee , mi mamá me decía "si no te apetce no te lo comas".Que mucho uno aprende de nuestros hijos!!

Yoly dijo...

Hola Angelica...te había echado de menos. Si este J, Dios me lo Bendiga, se defiende súper bién. El busca la forma de hacerse entender aunque a nosotros nos tome un poquito de tiempo comprenderlo.
Por lo menos esta semana me quiere hoy miércoles, jajaja.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.