♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Falling Objects @ JellyMuffin.com ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ ♥ Super J ♥ Myspace Layouts

jueves, noviembre 16, 2006

Los Alimentos

Como J no fue ayer a la escuela, pues se podrán imaginar que hoy tenía mucha tarea. En una de las clases le están hablando de la alimentación y los grupos de alimentos. Una de las tareas era clasificar los alimentos en sus grupos correspondientes ej. Frutas, vegetales etc. En lo de la clasificación se fue en blanco.

Tenía otra en una hoja donde había dibujos de distintos alimentos y debajo tenía que dibujar una carita feliz si era un alimento saludable y una carita triste si era un alimento no saludable.

Tan pronto vi la tarea ya sabia lo que ocurriría. Me senté al lado de J para hacer la tarea y efectivamente, ocurrió lo que me temía. De todos los alimentos solo a tres me dijo que era carita feliz; la banana, la leche y otro que ahora no recuerdo pero les aseguro que me mencionó los que a él le gustan. A las otras frutas, vegetales, helado, queso, etc. decía que eran carita triste. ¡QUE PROBLEMA CON ESTO!

También tenía tarea de diminutivos y de escribir el artículo que corresponde a una lista de cosas. Con los diminutivo tenia que escoger si se le añadía ito o ita. Con esto se confundió un poquito pero es que ya los tenia memorizados pues en el libro también habían hecho ejercicios utilizando las mismas palabras.

Con lo de escoger si la cosa que se menciona lleva él o la, aunque falló algunas la mayoría las menciona bien. Aunque gente, el chico es súper hábil y listo. El recurre a su gran capacidad de memoria para salir airoso de las situaciones.

El viernes pasado J estuvo en la evaluación del habla de Tomatis. Recuerdan que les conté. En una parte la patóloga estaba maravillada por que le hacia preguntas a J sobre un cuento y J se las contestaba. Ella no sabia que J lee y después de un rato se percató que J le contestaba pues estaba mirando las ilustraciones del cuento y leyendo lo que decía debajo de las ilustraciones. Tan pronto ella le cerró el libro y J dejó de ver las ilustraciones, ya no contestó bien.

El chico agarra de tonto a cualquiera.

2 comentarios:

Eduardo Carbonell dijo...

Hola Yoli:

Hay que trabajar a fondo la organización de los campos semánticos y las actividades para la corrección de sus problemas de oído fonemático que no le permiten aún comprender bien el lenguaje de los demás, cuando el contexto no le ofrece claves auxiliares para decodificar el mensaje de los enunciados que oye.
Sin esos dos requisitos no puede avanzar lo necesario. La clasificación de objetos para incluírlos en una categoría más abstracta requiere una relación de sentido. Y digo para incluírlos en una categoría más abstracta, porque ya cada palabra es una generalización: plátano representa a toda clase de plátanos, grandes, pequeños, verdes o amarillos. Si él no hace la necesaria generalización que representa un sustantivo y continúa interpretando la palabra plátano con la imagen de un plátano que comió al mediodía o con la imagen precisa del plátano que tiene en el dibujo del libro frente a sus ojos, no puede incluirlo en unas categorías más abstractas, primero en la genérica de plátano y luego en la genérica de frutas: Primero tiene que establecer la categoría abstracta plátano. Debe su enseñanza partir de un nivel previo, por ejemplo, mostrarle muchas imágenes de plátanos diferentes y que sea capaz de incluirlos en una circunferencia o meterlos en una caja que tenga puesta la palabra plátano. Si no reaccionará como lo hace, pues para él todavía la palabra es más una cualidad concreta asociada al objeto, como el color amarillo de la cáscara, que una abstracción que lo contiene. Esos dos aspectos de sentido coexisten en la palabra que designa cada objeto, pero en su balance puede predominar el carácter concreto o el abstracto. Hay que inclinar la balanza al lado abstracto, aunque permanezca su función nominativa concreta.

Yoly dijo...

Hola Eduardo...tienes razón en lo que comentas. A J se le hará dificil clasificar cosas si primero no conoce que son. Precisamente tomé de ejemplo lo del el plátano o banana como él dice y le pregunté ¿J de que color son las bananas? y me dijo amarillas. Yo le dije hay bananas verdes y me decia "no la banana es amarilla".

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.